LLEGÓ LA HORA DE VOLVERNOS DIGITALES

La nueva normalidad nos obliga a volvernos cada vez más digitales.

En un mundo como el que vivimos, vemos que lo que llamamos realidad termina sumergida y conformada por ese mundo digital. La pandemia que padecemos no sería lo que es si no estuviéramos justamente viviendo este momento tecnológico y de globalización que podemos caracterizar como digital y de movimiento. Las noticias hubieran llegado con mucha mayor lentitud y el virus propagado a mayor velocidad. Es decir, el hecho de que las noticias hoy en día se transmitan en “tiempo real”, hace que en el mismo momento que suceden las cosas en Oriente estemos al tanto en Occidente. Se ha dicho también que este virus viaja en avión, en barco, de país en país, se transporta de manera horizontal en más de un sentido, tanto por las características del virus, como por su desplazamiento, al cual contribuimos los seres humanos que somos sus transportadores, y el cierre de las fronteras y el aislamiento social la única medicina.

De igual forma el virus propaga la digitalización del mundo: clases virtuales, pagos en línea, termómetros digitales masivos, identificadores faciales para controlar las salidas a la calle, reuniones familiares a través de un computador, se convierten en parte del día a día.

Y es que todo apunta que vamos hacia una desglobalización digital, llevando a que los países se aislen y creen sus propios ecosistemas tecnológicos. La crisis sanitaria acelerará la implantación de algunas de estas tecnologías. El hogar se vuelve más importante que nunca y el trabajo en casa es más común de lo pensábamos al terminar el 2019. El virus nos lleva a pasar más tiempo en la casa, algo así como una especie de recesión social, además de la económica. Ahí la tecnología se instala, las redes de alta velocidad conectan los hogares que también son la nueva oficina.

Es así como, las empresas tienen que actuar ya y replantear sus formas de actuar, comunicar, liderar, mercadear, además que la tecnología y el mundo digital se debe convertir en un aliado.

A diferencia de lo que hacíamos antes, hay que tener una mirada estratégica puesta en el futuro. Por esto mismo, entender los patrones de comportamiento y sus implicaciones son claves para desarrollar una estrategia digital en tiempos de incertidumbre.

Si los hábitos de compra ya habían empezado a tomar otras direcciones, a medida que el nuevo Coronavirus barre el mundo, los consumidores se ven ahora obligados a cambiar drásticamente sus comportamientos de consumo y compra, dependiendo así de la conectividad digital para realizar prácticamente cualquier gestión.

En España por ejemplo, comparando la semana del 24 de febrero 2019 con la misma en 2020, existe un incremento del 60% para las ventas de consumibles online, y en Francia e Italia supera ya el 80%.

Por esta razón, el conglomerado de medios Nielsen ha identificado seis etapas de comportamiento del consumidor relacionadas directamente con las preocupaciones por el Covid-19:

  • Compra proactiva (orientada a comida y salud)
  • Gestión de salud reactiva (protección con mascarillas y productos de higiene) (acá también están los servicios funerarios)
  • Preparación de la despensa (grandes compras de comida)
  • Preparación para la vida en cuarentena (incremento de consumo y compras online)
  • Vida restringida (límites de stock y búsqueda de alternativas)
  • Vivir con ‘normalidad’ (vuelta a la normalidad, pero con más restricciones de higiene) Tomado de https://cuadernosdeseguridad.com/2020/04/marketing-digital-covid/

Así que amigo empresario, es tiempo de actuar, observar al nuevo consumidor, ajustar el plan, ver la tecnología como un aliado y comenzar a implementar medidas digitales comerciales y de mercadeo, que nos lleven a entrar en la nueva normalidad.

Otra lectura que le puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *