INNOVACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS
15 abril, 2020
LLEGÓ LA HORA DE VOLVERNOS DIGITALES
5 mayo, 2020
Mostrar todo

MANTENGAMOS LA META, AJUSTEMOS EL PLAN

El riesgo se puede definir como la combinación de la probabilidad de un suceso y sus consecuencias. En todas las empresas existe un potencial de sucesos y consecuencias que constituyen oportunidades para conseguir beneficios o amenazas para el éxito. La gestión de riesgo considera ambos aspectos como esenciales para diseñar estrategias que agreguen valor a la empresa.

Por su parte, el riesgo reputacional se refiere al impacto positivo o negativo que un determinado evento o suceso puede causar a la reputación de la empresa. Entendiendo la reputación corporativa como la opinión que los grupos de interés tienen sobre ella, y que estos grupos tiene unas expectativas concretas con respecto a la organización, el riesgo reputacional se manifiesta cuando la empresa no es capaz de cumplir o defrauda las expectativas de esas audiencias clave. La gestión de las expectativas de los públicos estratégicos será, por lo tanto, una cuestión clave en la gestión del riesgo reputacional.

Dando continuidad a nuestros espacios virtuales gratuitos, hoy tuvimos como invitada a Mabel Cruz Marín directora de Efecto CRP, quién con más de 20 años de experiencia en el área de las comunicaciones estratégicas, nos ayudó a entender la importancia de establecer los riesgos corporativos desde el ahora e identificar el cambio que tienen nuestros grupos interés, para así desarrollar oportunidades de mejora que nos ayuden a continuar el camino hacia la meta establecida.

Entonces, vale la pena preguntarnos ¿cómo podemos ajustar el plan para que nuestra meta 2020 se afecte lo menos posible? y ¿cómo debemos prepararnos para una “nueva normalidad”?

Desde las comunicaciones y el relacionamiento estratégico contamos con dos herramientas que nos ayudarán a actuar con rapidez en el camino hacia esa “nueva normalidad”. La primera de estas herramientas es la matriz de riesgos, que muy seguramente ya la teníamos, pero que por la situación actual cambió. El primer paso entonces es revisarla y documentarla, respondiendo a estas preguntas:

  1. ¿Qué hemos hecho en esta nueva situación?
  2. ¿Cómo lo hicimos?
  3. ¿Con qué recursos?
  4. ¿Qué resultados obtuvimos?

Estas respuestas se deben traducir en protocolos, que se convertirán en documentos del proceso de calidad, resultado del aprendizaje obtenido y un insumo para identificar nuevos posibles riesgos a los que nos podamos enfrentar en el futuro.

En esta tarea nos podremos encontrar con 4 grupos de riesgos:

  1. Los derivados de los nuevos protocolos.
  2. Los que resultan de las nuevos decretos y normas.
  3. Los derivados del nuevo orden mundial, es decir, del paso de la globalidad hacia la reorganización geográfica de los negocios.
  4. Los que surgen de la nueva estacionalidad (fechas especiales como día de la madre, vacaciones, puentes festivos, calendarios escolares, entre otros).

La segunda herramienta es la de reconocer nuestros grupos de interés, identificar cuál era el nivel de relacionamiento con cada uno de ellos, sus nuevos comportamientos y hacer un nuevo inventario de las acciones realizadas en la actualidad para así establecer la presencia de la marca.

Lo que nos resta entonces es cruzar los resultados de los dos ejercicios, para así establecer oportunidades de mejora y estrategias para la “nueva normalidad”.

Recuerden que esta es una carrera contra el tiempo y entre más rápido lo hagamos, más eficientes pueden ser los resultados, minimizando el impacto negativo en el alcance de la meta.

Por último y para concluir recuerden que es muy importante la comunicación permanente con los grupos de interés, escuchar y reaccionar a tiempo nos puede hacer más ligero el camino y ayudar a obtener un mejor el resultado.

Los invitamos a compartir sus mejores prácticas en servicio y sus nuevos protocolos, recuerden que juntos somos más fuertes y el aprendizaje colaborativo construye comunidades más robustas.

Puede leer más sobre el tema acá:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *